martes, 9 de septiembre de 2008

Cuidado con las carpas voladoras

Cuando uno va a divertirse a un lago tiene que tener mucho cuidado con este tipo de pez, la carpa asiática plateada, y no es que tenga alas, pero salta con tal fuerza, que es capaz de romperle la mandíbula a una persona, y si no que se lo digan a Seth Russell, éste joven americano que iba por el lago Chicot en una cámara de neumático remolcada por un bote cuando una carpa asiática plateada saltó del agua y lo golpeó en la cara tan fuerte que le rompió la mandíbula y lo dejó inconsciente.

"No recuerda nada de nada", dijo la madre del joven de 15 años, Linda Russell, la semana pasada. "Se estaba riendo y lo único que recuerda después es que despertó en el hospital".
Al adolescente le practicaron cirugía en la boca para que se le engarzaran varios dientes y aún siente dolor en la espalda, que los médicos atribuyen al latigazo del choque a gran velocidad, dijo su madre.

Russell no es el único que ha tenido encuentros violentos con la carpa asiática plateada "voladora".
"Ellas no vuelan, pero son muy buenas saltando", dijo Carole Engle, directora del centro de piscicultura de la Universidad de Arkansas en Pine Bluff. "En un año hemos recibido llamadas sobre peces que saltan y causan heridas en el lago Chicot".
"Su comportamiento saltarín es un problema y parece que su población está creciendo ahí", dijo Engle.

Las carpas asiáticas plateadas fueron importadas a Estados Unidos en la década de 1970. Los productores de bagre las trajeron para retirar las algas y otros compuestos de sus estanques.
La Agencia de Protección Ambiental comenzó un programa que permite a las ciudades utilizar estos peces para limpiar el agua de las cloacas en las plantas de tratamiento.

1 comentario:

Sir Arthur dijo...

Estoy viendo videos de estos animales y me estoy riendo bastante. Gracias por la info.